Pepita y Grano | Ya puedes comprar a granel en pepita y Grano Madrid Río
19414
single,single-post,postid-19414,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Ya puedes comprar a granel en pepita y Grano Madrid Río

08 abr Ya puedes comprar a granel en pepita y Grano Madrid Río

La nueva tienda está en la calle Melilla 33
Hace poco más de un mes, Aydee Garnica Moreno levantaba la persiana de la nueva Pepita y Grano en Madrid. Colombiana de nacimiento, madrileña de adopción (“fui flechada por Madrid; desde el primer día se convirtió en mi ciudad favorita. ¡Ya llevo 16 años aquí!“) y consumidora de productos a granel por convicción, Aydee es una firme creyente de que la salud es lo más importante del mundo porque “si tienes salud, ya tienes todo lo necesario para hacer lo que quieras y ser feliz”. Y ella siempre se ha cuidado mirando mucho su alimentación.

En realidad, soy publicista. Mis compañeros alucinaban con mis tuppers porque me lo curraba mucho. Cada día llevaba algo diferente y original y me pedían las recetas de lo que comía así que llegó un momento en el que dejé pasar a aquello que tenía dentro: quería poner mi granito de arena para que la gente tenga a mano productos buenos, ricos y, sobre todo, que les ayuden a comer mejor“. Así que dejó todo y se embarcó en la aventura de emprender, de la mano de Cristina y Gustavo.

Me encanta cocinar, soy cocinera por vocación. Soy muy familiar y amiguera, como decimos en mi país, y compartir la mesa y cocinar para ellos es mi mayor gozo. Me pierde probar cosas nuevas, investigar recetas, inventármelas… La verdad es que me apasionan las mezclas de sabores y soy una loca de las especias. Hoy en día contamos con Pepita y Grano en nuestras vidas pero hace años me recorría las ciudades buscando especias diferentes y cositas que me permitieran imitar platos que había probado en algún restaurante“, cuenta Aydee. De hecho, así fue como conoció Pepita y Grano, en una de esas excursiones por Madrid en busca de especias.
Aydee y Pepita y Grano
Fue entrar en Pepita y Grano y ver el paraíso. Hace muchísimo tiempo que intento comprar sólo alimentos a granel porque, para mí, es la mejor manera de consumir alimentos frescos y, sobre todo, de comprar sólo lo que necesito. Pepita fue para mí una revelación con tantísima variedad de especias, sales, frutos secos… no sabía que existieran tantos tipos de arroces y de legumbres… La primera vez, Cristina me invitó a probar algunos de sus productos y me fui bien cargadita para casa. Después, viajé a otros países, vi que la compra a granel empezaba a ser una tendencia importante y empecé a investigar y lo empecé claro: quería montar una Pepita y Grano“.
En seguida se sentó a tomar un café con Gustavo “para hablar de negocios“. “Los consejos de Gustavo y todo lo que me iba contando me iba atrapando más y más. Además, gané un concurso y tuve la suerte de tener un foodtruck durante el festiva Palo Alto en Barcelona. Lo pasé tan bien esos días conociendo gente y enseñándoles platos típicos colombianos e invenciones mías que aquí ya sí que me decidí a cambiar de vida y empezar un proyecto relacionado con la alimentación, la salud y el bienestar“.
Pepita y Grano en Madrid Río
Realmente, Aydee siempre tuvo claro que Arganzuela era su distrito y Madrid Río su barrio. Ella hace ya más de 9 años que vive allí. “Ojalá hubiera más sitios como Madrid Río en Madrid. Tantas actividades al aire libre, el Matadero a 10 minutos andando, un equilibrio perfecto entre gente joven, mayores y familias… Hay mucha familia joven preocupada por la alimentación, deportistas y mucha gente mayor acostumbrada a comprar como toda la vida, a granel. Es el barrio perfecto“, dice.
Paseando por el barrio, encontró el local perfecto con una historia de esas predestinadas. “Fue el primer local que ví, cerquita de mi casa y en la zona que pienso que es la mejora para poner un negocio. Estaba emocionada pero el local lo gestionaba una inmobiliaria que pedía tantísimos papeleos y requisitos que lo descarté y empecé a mirar por otras zonas e incluso llegué a plantearme otros barrios. Pero, casualidades de la vida, más tarde conocí al dueño del local y todo fue rodado. Estaba claro que ese local tenía que ser para mí“.
Amigos, novio y familia, su gran apoyo
Cuando decía que iba a abrir una tienda, la gente me miraba como si estuviera loca. Pensaba que emprender sola era una locura. Lo que no sabe la gente es que yo jamás he estado sola en este proceso. Mis amigos, mi novio y mi familia han sido un apoyo increíble desde que empecé a soñar con Pepita y Grano“. Todos ellos movieron sacos, trajeron botes… e incluso se remangaron para hacer los muebles.
El gran descubrimiento ha sido el alma de carpintero que ha resultado tener mi padre. Sin su ayuda habría sido imposible hacer todo esto. Él fue quien nos organizó a todos y coordinó las cosas que teníamos que hacer para llegar a tiempo a la inauguración. Como dicen Esther y Cristina, de Pepita y Grano Retiro (Alcalde Sáinz de Baranda 45), voy a tener que alquilar a mi padre por horas“, dice entre risas. “Hubo días de salir de la tienda de madrugada y todos ellos estuvieron al pie del cañón, como si el proyecto fuera suyo. Ha sido una maravilla, no puedo estarles más agradecida“.
Así que, tras semanas de clavar clavos, arrastrar sacos, pintar y organizar… Aydee abrió el 11 de marzo. “El 11 es un número que me encanta y, además, era justo un mes después de la tienda de Retiro, que inauguró el 11 de febrero. Todo son señales; esta aventura va a ir increíble“, dice Aydee.
Simplemente, estoy feliz. Agotada y feliz. Me encanta mi nueva vida, no lo cambiaría por nada del mundo“.
Pepita y Grano Madrid Río está en la calle Melilla 33, junto a las pistas de tenis.
Horario:
De lunes a viernes de 10:30 a 14h. y de 17 a 20h.
Sábados de 10 a 14:30h. y de 18 a 21h.